Cómo se construyen las emociones: La vida secreta del cerebro

Hemos traducido este interesante y esclarecedor artículo de la neurocientífica Lisa Feldman Barrett, que cuestiona las ideas predominantes en el ámbito académico acerca de las emociones.

Su enfoque conecta con nuestra forma de trabajar y entender la experiencia humana. En ese sentido, destacamos su capacidad de cuestionar los paradigmas dominantes con una metodología basada en la evidencia, su curiosidad inagotable, sus valores humanistas, su enfoque sistémico (concede mucha importancia al entorno y a la red de relaciones), su idea de granularidad emocional (a mayor detalle, mayor riqueza, mayor sensibilidad y, por tanto, mayor capacidad de realizar una gestión constructiva de todas nuestras emociones, tanto las cómodas como las incómodas, y mejorar nuestra salud mental) y, por último, su diferenciación entre felicidad y sentido como distinción clave en un proceso terapéutico y/o de desarrollo personal.

Esperamos que esta traducción os resulte interesante y os aporte algunas ideas para mejorar vuestras vidas. Ya que, si las emociones no están universalmente predeterminadas, contamos con un ilusionante margen para convertirnos en arquitectos de nuestras propias experiencias y poder entender mejor a las personas que nos rodean.

lisa4

Todo lo que sabías acerca de las emociones es incorrecto
Lisa Feldman Barret nos enseña “cómo se construyen las emociones”

“Durante el tiempo en que la neurocientífica Lisa Feldman Barrett cursaba estudios superiores en la universidad, pasó tres años tratando de replicar los descubrimientos tradicionalmente más aceptados acerca de la autoestima. Hallazgos que apuntaban hacia un proceso de comparación de cada persona con su propia versión idealizada: cuando se quedan cortas en el empeño de alcanzar su ideal, se deprimen. Barret encontró, no obstante, que este proceso no era un hecho universal: a veces la gente se siente ansiosa, otras veces deprimidas. Muchas otras veces, la gente no sabe distinguir entre ansiedad y depresión.

Barrett quedó fascinada por nuestras experiencias individuales de las emociones. Años después, esta fascinación se convirtió en la base de su libro más reciente: “Cómo se construyen las emociones: La vida secreta del cerebro”. Barrett argumenta que las emociones no son rígidas ni están programadas de forma innata, sino que son conceptos construidos.

Barrett habló con ‘Inverse’ acerca de su nuevo libro, de cómo contradice el pensamiento científico clásico y qué significado tiene para el futuro.

how-emotions-are-made-by-lisa-feldman-barrett

“Cómo se construyen las emociones” por Lisa Feldman Barrett

¿Cómo llegaste a la decisión de convertir tu investigación en un libro?

En 2013, fui entrevistada para un artículo en el ‘Boston Magazine’. El editor (de la pieza) seguía preguntándome por la importancia de que la gente asuma una teoría equivocada acerca de las emociones. Estuve tentada de contestar: “Es importante entender cómo funciona el cerebro”. No preguntamos a la gente por qué es importante entender si existe el Bosón de Higgs. Entendemos que la ciencia es el proceso de tratar de entender el mundo alrededor (nuestro), el mundo que hay en nuestro interior.

Pero cuando realmente comencé a pensar en ello, me di cuenta de que, realmente, asumir una teoría de las emociones equivocada importa mucho. Importa por cómo el gobierno invierte su dinero, importa para la salud y el bienestar de la gente, importa cómo educamos a nuestros hijos, cómo tratamos la enfermedad mental. Hay un ejemplo en mi libro donde un psicólogo explica cómo una incorrecta interpretación emocional, a través de los respectivos límites culturales, supuso el punto de inflexión que dio inicio a una guerra.

Parece existir una presión social para saber exactamente qué estás sintiendo y por qué lo estás sintiendo. ¿Perpetúa esto el malentendido acerca de cómo funcionan las emociones?

Tenemos una particular teoría acerca de la naturaleza humana. La idea de que cada uno de nosotros tiene una bestia interior que está envuelta de racionalidad. La teoría de que los humanos somos animales, que necesitan habilidades racionales para mantener controlada nuestra naturaleza animal, ha estado con nosotros desde que los antiguos griegos y egipcios comenzaron a escribir acerca del cerebro, el cuerpo y la naturaleza de la mente humana. En la época de Platón, se pensaba que nuestra naturaleza humana nos era dada, literalmente, por la propia naturaleza. En la Edad Media, fue Dios. Tras Darwin se convirtió en evolución. Pero siempre ha existido la teoría de que algún tipo de omnipotencia nos hizo animales y también nos dio los medios para controlar a esa bestia interior.

El hecho es, sin embargo, que tu cerebro no está realmente estructurado de manera que encaje en esta teoría de la naturaleza humana. Biólogos evolucionistas y neurobiólogos del desarrollo conocen esto desde hace ya un siglo. La teoría clásica de la naturaleza humana, en la que el mal comportamiento está causado por emociones “bestiales”, nos deja como menos responsables por esas acciones. La visión clásica de lo que significa ser humano te ofrece una salida: hay momentos en los que no se te considera plenamente responsable de tus acciones, porque tus emociones se apoderaron de ti.

¿Qué sabemos ahora que resulte diferente de la clásica explicación acerca de cómo se desarrolla la emoción?

Cuando observas la estructura y funcionamiento del cerebro humano está realmente claro que los cerebros no se desarrollan en capas de sedimentos. No tenemos un cerebro reptiliano para los deseos, rodeado de un sistema límbico para las emociones, que a su vez está rodeado de un neocortex para la cognición.

También sabemos que los cerebros infantiles no son miniaturas de cerebros adultos. Un cerebro infantil se conecta a sí mismo con el entorno físico y social donde se encuentra inmerso. Los humanos no tenemos un neocortex, tenemos un isocortex (porque no es una zona nueva y única en humanos).Nuestros cerebros se componen de las mismas partes que los de otros mamíferos. Es simplemente que los humanos tenemos algunas partes de mayor tamaño que, por ejemplo, los roedores. Lo que la evolución dio a la humanidad no es cognición, sino un cerebro que puede crear muy diferentes tipos de mentes porque los cerebros tienen plasticidad y pueden configurarse de formas diferentes, dependiendo del contexto cultural.

there-are-not-just-five-emotions-like-in-inside-out

No hay únicamente cinco emociones como en “Inside Out”

¿Cómo afecta la sociedad a las emociones?

Sabemos que el cerebro infantil no se desarrolla normalmente si se le priva de cuidadores responsables: no basta con alimentar y vestir a los bebés. Cuando los bebés nacen, son seres totalmente indefensos. No pueden regular su sistema nervioso. Deben ser alimentados y vestidos, por supuesto, pero esto debe hacerse en un contexto social receptivo y sensible, lo que significa que los bebés necesitan un cuidador que los abrace, los acurruque, los mire a los ojos, les hable, etc. Sabemos esto por la existencia de unos desafortunados experimentos naturales, por ejemplo en Rumanía, donde muchísimos niños fueron ingresados en instituciones. Fueron alimentados y vestidos, pero no se les proporcionó contacto visual, calor humano ni contacto físico cariñoso. Como consecuencia, esos niños no se desarrollaron con normalidad ni física ni mentalmente.

Los humanos somos una especie social, e inconscientemente regulamos los sistemas nerviosos de los demás sin ser conocedores de ello. Otras especies se regulan a sí mismas también. Insectos sociales, como las termitas, regulan sus respectivos sistemas nerviosos con sustancias químicas. Las ratas, del mismo modo, lo hacen a través del olfato, pero también utilizan el tacto y el oído. Los primates añaden la visión. Nosotros, los humanos, usamos todos estos sentidos para regularnos mutuamente, pero también hacemos uso de palabras. Cuando te digo ciertas palabras, eso tiene un efecto en tu cerebro. Las partes de tu cerebro que procesan el significado de mis palabras también resulta que están regulando tu cuerpo: tu sistema circulatorio, tu sistema respiratorio, tu sistema inmune y tu metabolismo. Algunas regiones del cerebro que son responsables de emitir y comprender el lenguaje también están controlando los sistemas que forman parte de tu organismo. Si pronuncio ciertas palabras, tu pulso se acelerará y comenzarás a respirar más rápidamente, incluso si estamos hablando por teléfono y no podemos ni siquiera vernos el uno al otro. Podemos afectar a nuestros respectivos sistemas nerviosos incluso si estamos comunicándonos a kilómetros de distancia. Esta es la magia de la interacción humana.

¿Existe una presión social para estar siempre feliz?

Ah! Claro, el deseo de la felicidad está todavía muy presente entre nosotros en los Estados Unidos de América. En Rusia, existe la creencia de que ninguna persona sensata podría nunca llegar a ser feliz (la vida es muy dura y está llena de adversidades). Creo que hay algo de verdad en esta idea: sabemos, por ejemplo, que cuando te exiges y despliegas mucho esfuerzo, te sentirás incómodo, pero esta clase de esfuerzo generalmente trae beneficios por otro lado, como una mejor memoria o un cerebro más juvenil. No creo que sea malo ser feliz, pero sí creo que una vida bien vivida no es una vida organizada alrededor de optimizar la felicidad.

En psicología, hacemos una distinción entre felicidad y sentido. Una vida feliz no es necesariamente una vida llena de sentido. Una vida llena de sentido es probablemente lo que quieres y creo que esa vida requiere un gran nivel de detalle en tu experiencia emocional (granularidad emocional). Pienso que requiere la habilidad de experimentar y percibir emociones de una manera enormemente diversa, tanto aquellas que nos resultan agradables como las que nos resultan desagradables.”

lisa feldman by ken richardson

Lisa Feldman Barrett. Fotografía: Ken Richardson

Entrevista realizada por:
Sarah Sloat (Inverse magazine)
Fotos:
Pan MacmillanIMDB, Sophimanía
Link a la fuente original:
https://www.inverse.com/article/28934-how-emotions-are-made-lisa-feldman-barrett
Traducción:
Eureka Benimaclet

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s